La segunda jornada de la fase de grupos del Mundial de Qatar 2022 se cerró con una polémica. La acción de la discordia se presentó en la victoria de Portugal (2-0) sobre Uruguay. Bruno Fernandes metió un centro, pero el balón terminó besando la red gracias a un movimiento de Cristiano Ronaldo.

CR7 salió corriendo a celebrar el tanto y todos, hasta la misma FIFA, le dieron el gol a él. Sin embargo, minutos más tarde cambiaron su decisión y anunciaron que la anotación había sido de Bruno porque Cristiano no alcanzó a tocar el balón. Un veredicto que no ha terminado de convencer, ya que en algunas imágenes pareciera que Ronaldo si rozó la pelota. Cada quien saque sus conclusiones.