El partido entre la Juventus y el Salernitana terminó en polémica. Los visitantes iban ganando por dos tantos, pero los locales igualaron el juego sobre el final y hasta lo pudieron ganar. Sin embargo, el VAR anuló el gol de la remontada por un fuera de lugar que claramente no existía.

El árbitro anuló el tanto de Milik por fuera de lugar de Bonucci después de la llamada del VAR. Todos se olvidaron de un jugador visitante que estaba cerca al córner y que los habilitaba a todos. Como si fuera poco, el atacante polaco fue expulsado por doble amarilla tras festejar quitándose la camiseta. Y al final hubo otros dos expulsados: Cuadrado (Juventus) y Fazio (Salernitana).