Martes histórico para el fútbol mundial. El 23 de agosto será recordado como el día en el que regresó el balompié a Ucrania. Pese a que las intenciones de guerra por parte de Rusia se mantienen, la pelota volvió a rodar. En un Estadio Olímpico de Kiev vacío inició la Liga Premier 2022-2023.




Los encargados de este emotivo regreso fueron el Shakhtar Donetsk y el Metalist Járkov. Más allá del resultado final (0-0), el encuentro resultó relevante por ser el primero de Primera División ucraniana que se lleva a cabo en el país desde el 12 de diciembre de 2021. En aquel momento, las bombas rusas silenciaron el fútbol hasta este martes, que volvió a rodar el balón.




El partido fue todo un homenaje a los compatriotas ucranianos, desplazados o combatientes a causa de la guerra. Ambos conjuntos salieron al terreno de juego portando la bandera ucraniana mientras sonaba el himno nacional y el presidente Volodymyr Zelensky dio un discurso que se pudo ver en la pantalla del estadio, con fuerte presencia militar.