Camilo Vargas sufrió este sábado su primera expulsión en el Fútbol Mexicano. Eso sí, fue la más insólita y rápida de toda su carrera. El portero colombiano vio la roja directa cuando apenas iban 5 minutos del partido que terminó perdiendo el Atlas (2-0) ante Tigres, por la jornada 4 de la Liga MX.




En un pelotazo largo de Igor Lichnovsky, Camilo Vargas salió de manera abrupta para buscar el balón. No vio que su compañero Javier Abella hubiera podido llegar cómodamente a la jugada. Tras el rechazo, el balón le quedó a André-Pierre Gignac que disparó y ahí el portero bogotano metió la mano pero estaba afuera del área, por lo que fue expulsado de inmediato.