Este fin de semana regresaron las emociones del Fútbol Argentino. Entre el jueves y el domingo se disputó la primera jornada de la Copa de la Liga Profesional. Más allá de los resultados, la polémica de la fecha fue la asistencia de Andrés Roa en la derrota de Independiente (2-1) ante Estudiantes.

El volante colombiano, encargado de la pelota quieta de los diablos rojos, sacó un par de córneres fuera del círculo reglamentario permitido. No fue visto por ningún componente arbitral y sólo los hinchas de la platea fueron los que se dieron cuenta. El enojo de los rivales llegó cuando uno de sus cobros terminó en asistencia para el gol de Joaquín Laso.