El Nantes acabó con el invicto del París Saint-Germain. Tras 15 partidos sin perder (10 victorias y 5 empates), los de Pochettino perdieron este sábado (1-3). Uno de los señalados por la derrota fue Neymar Júnior, quien falló un penalti de manera increíble en el segundo tiempo.

El crack brasileño ejecutó el lanzamiento desde los once metros de una manera que pocas veces se ven en el fútbol profesional. Neymar golpeó el esférico de manera inocente y tan flojo que el portero Lafont pudo recogerlo con suma comodidad. Un par de minutos antes del ridículo cobro, el propio Ney había marcado el tanto de los parisinos.