El Dibu Martínez sigue siendo uno de los hombres del momento en Inglaterra. El portero argentino es noticia cuando hace grandes atajadas, pero también cuando comete algún blooper. Como por ejemplo el que se mandó el pasado sábado en el empate del Aston Villa (2-2) ante el Manchester United.

Cuando apenas iban 6 minutos, Bruno Fernandes sacó un disparo desde fuera del área que parecía sencillo para el argentino. Sin embargo, no atajó bien y la pelota acabó colándose en el arco por debajo de sus piernas. El Dibu Martínez se quejó de que en la acción Cavani parecía en fuera de juego e hizo amago de tocar el balón, pero el árbitro decidió que el gol era legal.