Luis Fernando Muriel inició el 2022 con el pie derecho. Pese a que no no jugó mucho en la recta final del 2021, en este nuevo año lleva tres goles en dos partidos. El más reciente lo anotó este miércoles en la victoria del Atalanta (2-0) sobre el Venezia, por los octavos de final de la Copa de Italia.




El colombiano abrió el marcador con un verdadero golazo. Una conexión de equipo espectacular precedió el control de pecho y la habilidad en una baldosa para sacarse de encima al defensa, quedar solo ante el portero y definir con toda tranquilidad. Un exquisito gesto técnico que hizo recordar a Ronaldo Nazário, con quien siempre se le ha comparado.