Los goles olímpicos fueron protagonistas del fin de semana en la Serie A. Juan Cuadrado marcó uno con la Juventus y Hakan Calhanoglu anotó otro con el Inter de Milán. Ambos fueron espectaculares, pero el del turco incluyó un caño al portero de la Roma.

Al minuto 15 del compromiso, que se disputó en el Estadio Olímpico, Hakan sorprendió a propios y extraños con un remate directo desde el córner. La pelota cayó en el primer palo y se metió entre las piernas de Rui Patrício. Luego, Edin Dzeko y Denzel Dumfries completaron la goleada de los nerazurri, que son segundos del Calcio con 37 puntos.