Nuevo episodio de violencia en la Ligue 1 de Francia. Los hinchas del Olympique de Lyon le dieron un salvaje botellazo a Dimitri Payet. El capitán del Olympique de Marsella recibió el fuerte impacto en la cabeza, por lo que el árbitro, Ruddy Buquet, decidió suspender el partido.

El lamentable incidente se presentó cuando apenas se habían jugado 3 minutos en el Parc Olympique Lyonnais. Tras la decisión del colegiado, que fue respalda por ambos equipos, el aficionado fue identificado y detenido por las autoridades. Cabe destacar que el Lyon había anunciado que si ocurría algo como esto iba a sancionar a los responsables.