El Bayern Múnich sigue imparable. Este domingo goleó sin piedad (1-5) al Bayer Leverkusen, en la jornada 8 de la Bundesliga. Los bávaros tuvieron un primer tiempo de ensueño en el que anotaron cuatro goles en apenas siete minutos (del 30 al 37).










Los dirigidos por Julian Nagelsmann impusieron condiciones desde el pitazo inicial en el BayArena. Dominaron el juego, controlaron el ritmo y rápidamente se pusieron en ventaja. Robert Lewandowski (doblete), Thomas Müller y Serge Gnabry (doblete) fueron los autores materiales de esta nueva ‘masacre’. Finalmente, Patrik Schick descontó para los locales.