Luis Suárez se «vengo» del Barcelona con el Atlético de Madrid. El uruguayo lideró la victoria (2-0) con una asistencia y un gol. El goleador le dedicó su gran noche a Ronald Koeman, el entrenador que lo menosprecio y forzó su salida del club azulgrana.

El charrúa fue la gran figura de la noche en el Wanda Metropolitano. A los 23 minutos asistió a Thomas Lemar en el primer gol y a los 44′ selló el triunfo con el segundo tanto. En la celebración, Suárez «pidió a perdón» a los hinchas culés y se llevó la mano derecha a la oreja, simulando un teléfono. Un gesto para Koeman, quien lo echó del Barça con una llamada.










Como si fuera poco, Luis logró un nuevo récord. Hasta la visita de los culés en la pasada jornada ‘El Pistolero’ se había medido a 31 equipos en LaLiga y su ex club era el único ante el que no había marcado. Pero era cuestión de tiempo. Lo que no pudo conseguir la pasada temporada lo logró este sábado. ¡El Karma!

ARTÍCULOS RELACIONADOS