Polémica en la I Liga de Polonia. Kamil Bilinski, delantero del Podbeskidzie Bielsko-Biala, le dio una patada en la cara a Oliver Podhorín, portero del Resovia Rzeszów. Tras darse cuenta de lo que acababa de hacer, pidió auxilio de manera desesperada a los médicos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS