Boca Juniors perdió por penales (3-1) ante Atlético Mineiro, en los octavos de final de la Copa Libertadores. Sin embargo, la llave más atractiva terminó siendo también la más polémica. En los dos partidos hubo decisiones arbitrales que calentaron los ánimos.

El VAR fue muy estricto con los argentinos y acabó anulándoles dos goles (uno en la ida y uno en la vuelta). Tras quedar eliminados, los jugadores de Boca fueron hasta el vestuario de Mineiro. La policía de Brasil se excedió en sus respuestas al lanzar gas pimienta contra los futbolistas y directivos que estaban en los pasillos. Los vídeos de las cámaras de seguridad del estadio captaron los momentos de la vergonzosa pelea.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!