El atacante brasileño salvó la igualdad ante el Kayserispor con esta tremenda anotación de pelota a unos 30 metros de la portería rival.

La segunda jornada futbolera en fin de semana de febrero ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la acción en competiciones locales como el Torneo Águila de Colombia y la Eredivisie de Holanda, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Robson de Souza, más conocido como Robinho, durante el emotivo empate a unos del Sivasspor (1-1) ante el Kayserispor, en partido valido por la jornada 21 de la Superliga de Turquía. El delantero visitante enmudeció a los hinchas locales tras abrir el marcador con un espectacular golazo de tiro libre en el segundo tiempo.

En la etapa complementaria del compromiso, más precisamente cuando corría el minuto 53, Robinho se dispuso a cobrar una falta directa desde 30 metros y sorprendió al anotar desde esa distancia. Con una gran técnica hizo imposible la estirada del arquero Silviu Lung. No obstante, el nuevo equipo del ex-futbolista de grandes equipos como AC Milan, Real Madrid y Manchester City, entre otros, se dejó empatar a través de Umut Bulut. Aunque, los flashes se los llevó el delantero brasileño con su gran actuación.

5Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!