Con goles de Ihenacho y De Bruyne, el Manchester City se impuso (1-2) ante el Manchester United, en la cuarta jornada de la Premier League.

Desde el pitazo inicial los visitantes se hicieron dueños de las acciones, dominaron en todos los sectores de la cancha y consiguieron ponerse en ventaja a través de Kevin De Bruyne (15 minutos). Pelotazo de Kolarov desde su área, peinó Iheanacho, se adelantó De Bruyne a Blind, se quedó solo en la frontal y batió a De Gea con ajustado remate al primer palo.

No se conformaron los celestes, mantuvieron su supremacia táctica y eso le permitió a Kelechi Iheanacho (36 minutos), aumentar las diferencias. Gran acción colectiva en el borde del área con pases cortos entre varios jugadores. De Bruyne se abrió hacia el costado, pegó en el palo y el rechace lo transformó Iheanacho en el segundo. Se confiaron los locales de una posible posición adelantada del delantero visitante.

Reaccionaron los diablos rojos, más con ganas que con fútbol, y consiguieron el tanto del descuento por intermedio de Zlatan Ibrahimovic (minuto 42), que se consolidó como el goleador del torneo. Centro de tiro libre de costado enviado por Rooney, falló Bravo en la salida e Ibra la remachó a la red con un exquisito remate de volea. Con esa ventaja mínima en favor del Manchester City se bajó el telón de un primer episodio muy emotivo, a la altura de las expectativas generadas.

Para el segundo tiempo llegaron las modificaciones, ambos entrenadores movieron sus fichas de acuerdo a sus respectivas estrategias y al final eso terminó provocando que no hubiera más anotaciones en el encuentro. Si bien es cierto que los dirigidos por José Mourinho buscaron por todas las vías posibles llegar al tanto del empate, también está claro que el planteamiento táctico-posesivo de los hombres de Josep Guardiola acabó imponiéndose en el mítico Old Trafford.

55Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!