El experimentado centrocampista germano no pudo evitar el llanto y la nostalgia durante su último partido con el equipo nacional.

La primera jornada futbolera en días laborales de septiembre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad internacional. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Copa Águila de Colombia y la Copa de Argentina, e internacionales como la Copa Sudamericana y la doble Fecha FIFA.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Bastian Schweinsteiger durante la contundente victoria de la Selección de Alemania (2-0) ante la Selección de Finlandia, en partido amistoso valido como preparación para las Eliminatorias de Rusia 2018. El volante local se llevó todos los aplausos antes, durante y después del encuentro, el último que disputará vistiendo la camiseta del equipo nacional.

El capitán de la selección alemana de fútbol en los últimos dos años y uno de los grandes referentes en la última década del actual campeón del mundo, se despidió muy emocionado de la hinchada germana. «Es muy importante para mí que cada uno de ustedes esté hoy aquí. Para mí fue un gran honor poder jugar para Alemania y para ustedes, los hinchas», dijo entre lágrimas el jugador de 32 años antes de que rodara la pelota. El futbolista del Manchester United recibió un ramo de flores y un cuadro con la inscripción «121 partidos – 12 años – único».

ARVE Error: The video is likely no longer available. (The API endpoint returned a 404 error)

22Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!