Hakan Calhanoglu, futbolista del Bayer Leverkusen, respondió de esta particular y sabia manera a los hinchas del equipo rival.

La jornada futbolera del pasado fin de semana ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes rincones del mundo. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en los distintos torneos locales y en un nueva fecha de las principales Ligas de Europa.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Hakan Calhanoglu durante el empate a unos (1-1) entre el Bayer Leverkusen y el Schalke 04, valido por la jornada 14 de la Bundesliga. El habilidoso centrocampista local fue el gran protagonista del encuentro vivido en el Bay Arena y que enfrentaba a dos de los equipos con mayor tradición en Alemania.

Mediada la primera parte, Calhanoglu se disponía a botar un córner cuando una lluvia de objetos cayó desde el sector que ocupaban la numerosa tribuna visitante. Entre esos proyectiles había varios pedazos de cerdo que fueron lanzados para tratar de desestabilizar al jugador musulmán del Bayer. Lejos de alterarse, eso sí, el futbolista dio aviso al árbitro y retiró uno de esos cortes de carne llevándoselo a la frente y a los labios en un gesto de bendición que le está dando la vuelta al mundo a través de las redes sociales.

Hakan Calhanoglu, futbolista del Bayer Leverkusen, respondió de esta particular y sabia manera a los hinchas del equipo rival. La jornada futbolera del pasado fin de semana ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!