Bajo la atenta mirada de Ronaldo Nazario, París Saint-Germain igualó (0-0) ante Real Madrid, en la tercera jornada de la Champions League.

El siempre lujoso Parque de los Príncipes se vistió de gala para presenciar el choque entre estos conjuntos dirigidos por Laurent Blanc y Rafael Benítez, respectivamente, que aparecía sobre el papel como el más llamativo de esta tercera fecha de la fase de grupos del certamen continental. Para fortuna de los casi 50.000 espectadores presentes en las gradas el desarrollo del juego estuvo a la altura de las expectativas.

Pese a ello, el telón de la primera parte se bajó sin modificaciones en el resultado inicial y tras unas acciones marcadas por las dispares estrategias planteadas por ambos entrenadores. Es decir, mientras el técnico local presentó un planteamiento aferrado al juego corto, la posesión de la pelota y los ataques por las bandas, el estratega visitante optó por el orden defensivo y por el contragolpe como sus principales argumentos para tratar de hacer daño al rival.

La dinámica se extendió hasta un segundo tiempo en el que siguió pesando mucho más el orden defensivo de los equipos que su frente de ataque. Más allá de que los entrenadores movieron sus fichas y realizaron algunas modificaciones, finalmente ninguno pudo cambiar el rumbo del encuentro. Así las cosas, cada plantel se queda con un punto en la parte alta de las posiciones. El líder de este Grupo A seguirá siendo Real Madrid con siete puntos (los mismo del París Saint-Germain) gracias a la diferencia de gol obtenida en los compromisos anteriores.

Bajo la atenta mirada de Ronaldo Nazario, París Saint-Germain igualó (0-0) ante Real Madrid, en la tercera jornada de la Champions League. El siempre lujoso Parque de los Príncipes se vistió de gala para presenciar el choque entre estos conjuntos dirigidos por Laurent Blanc y Rafael Benítez, respect

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!