El director técnico español analizó sus primeros meses al frente del Bayern Múnich de Alemania, equipo que dirige actualmente.

En el inicio de una semana enmarcada por la Champions League y en medio de dos jornadas futboleras, Josep Guardiola concedió una entrevista a la revista oficial del Bayern Múnich para hablar de varios temas en general.

Durante su intervención con el periodista que lo encuestó, Pep dejó ver su lado más profesional y estricto para hacer un balance de lo que han sido estos primeros meses al frente del actual campeón de Europa.

En su segunda etapa como entrenador, después de haber dirigido al histórico Barcelona de hace unos años, Guardiola tiene claro que no le importan los resultados inmediatos, sino los que se verán en un futuro cuando empiece a tomar forma este nuevo proyecto.

«no me resulta tan importante ser líderes en octubre. Lo que nos importa es que encontremos nuestra forma de juego. Estamos en medio de un proceso», aclaró Pep.

También, dejó claro que el invento de Lahm tiene fecha de cadudicad: «Cuando vuelvan los lesionados en el centro del campo, Lahm volverá a su antigua posición».

«Me ha sorprendido lo rápido que han captado mis ideas los jugadores. Pensé que necesitaríamos más tiempo, pero sólo puedo decir que estoy contento con nuestro juego», dijo Guardiola.

«Soy un gran amigo de mis jugadores cuando aceptan lo que digo. Si acatan mis decisiones entonces los apoyo, pero quien no lo quiere entender, entonces acabará con frecuencia en la grada», afirmó Pep.

Al ser preguntado por los motivos de fichar por el Bayern, el ex entrenador del Barcelona reconoció que «cuando contactaron conmigo por primera vez, me vino una idea al segundo: «tienes que hacerlo», pensé. No quería dejar pasar esta oportuinidad. Si hubiera rechazado la oferta no me habrían preguntado de nuevo», concluyó.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!