Neymar, jugador del Barcelona que más faltas le cometen

El futbolista brasileño recibe el triple de entradas de las que le cometen a Messi, otro futbolista al que también le pegan bastante.

Pasan los partidos y poco a poco se va construyendo la historia estadística de Neymar en el Barcelona, durante su primera temporada en el fútbol europeo. Tras brillar en el Santos de Brasil, el ídolo de la selección anfitriona del próximo mundial decidió ir al ‘Viejo Continente’ para jugar al servicio de uno de los mejores equipos del mundo.

Ya se ha disputado un buen tramo de la actual campaña y por eso la prensa deportiva ha comenzado a seguir de cerca los números del crack brasileño en el conjunto catalán. En líneas generales, todo está claro: Neymar es un gran asistidor, que no ha encontrado el camino del gol y que es una de las presas favoritos por los rivales.

Despulpemos un poco la cosa. Disputados sus primeros ocho partidos con el Barcelona, Neymar sólo ha logrado marcar un gol. Obviamente se recuerda que fue aquel que le anotó al Atlético de Madrid en la final de la Supercopa de España, que finalmente le valió el título al cuadro azulgrana.

Eso sí, aunque el gol sigue siendo la asignatura pendiente, las asistencias le ayudan un poco a mejorar su promedio. Ya ha servido cuatro goles en bandeja. Ha colaborado en las anotaciones de Messi, Piqué, Cesc y Pedro y ha demostrado que poco a poco va entendiéndose con Messi, al que suele buscar para hilvanar las jugadas.

Pero ahí una estadística que Neymar lidera con superioridad y que está relacionada con el número de faltas que le han cometido. El ex-Santos es el jugador del Barcelona que más faltas recibe. Aunque da la sensación que Leo Messi también sufre el juego duro de sus rivales, lo cierto es que el brasileño recibe el triple de contactos sancionados que su compañero.

Neymar acumula un total de 23 faltas, mientras que a Messi le han hecho siete. El argentino ha recibido lo mismo que Iniesta y Pedro, que han jugado bastantes menos minutos. En medio de tanta ‘pata’ que le han dado, la buena noticia es que cambiado su intención de siempre responder de la misma manera. Ahora, su mensaje es claro: levantarse, balón al suelo y a jugar.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!