El joven volante del Chelsea marcó un golazo y se lesionó durante su remate en un partido amistoso disputado en Malasia.

Con la mayoría de equipos trabajando ya la pretemporada y por ende disputando partidos amistosos, las curiosidades del fútbol comienzan a aparecer nuevamente como sucedió durante el pasado fin de semana en Malasia, país asiático de donde nos ha llegado la historia de nuestro primer personaje de la temporada.

El protagonista es Kevin de Bruyne, futbolista internacional belga, quien se desempeña como centrocampista y actualmente milita en el Chelsea de Inglaterra, equipo que dirige el portugués José Mourinho y que el pasado domingo se coronó campeón de un torneo amistoso disputado precisamente en Malasia.

Fue un partido cómodo para el conjunto londinense. Sosegado en el marcador y de escasas conclusiones para su técnico. Las anotaciones llegaron por intermedio de Bertrand Traore, Kevin De Bruyne, Lukaku y Victor Moses, quien marcó el cuarto en el tramo final.

En la segunda parte Mourinho sacó al césped un once totalmente distinto al que arrancó un partido en el que casi todos los futbolistas jugaron al menos 45 minutos. Solo Van Ginkel y Hazard estuvieron sobre el césped más de una hora. En el tiempo añadido, Fadhli hizo el gol del honor local al batir a Cech, que en el descanso ocupó el lugar de Schwarzer.

La curiosidad del partido, de la gira amistoso y del fin de semana, llegó, como ya lo dije, gracias a Kevin de Bruyne, quien cayó lesionado tras marcar un golazo. El jugador belga cayó mal tras golpear el balón y tuvo que ser sustituido de inmediato.

A pesar de que en el momento pareció algo grave, el futbolista de Flandes pudo recoger el trofeo junto a sus compañeros al acabar el amistoso, algo que invita a ser optimista respecto al alcance de la lesión que parece haber afectado el tobillo derecho del joven futbolista.

ARVE Error: The video is likely no longer available. (The API endpoint returned a 404 error)

0Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!