¿A que se dedicaría Ronaldinho, Cristiano, Messi o Iniesta, entre otros, si no existiera el fútbol o no hubieran tenido la opción de ser futbolistas?

Con esta imagen conocerás la respuesta a esa pregunta y entenderás cuál es el talento que han conseguido estos actores del fútbol durante su trayectoria por el deporte rey.

Alexis Sánchez, el piscinero

El delantero chileno se ha consolidado como uno de los delanteros que más se bota dentro del área, tratando de engañar a uno árbitros que ya no le comen cuento.

Ronaldinho, el mago

El crack brasileño ha demostrado en todos los equipos por los que ha pasado que no se necesita tener una varita para hacer magia y divertirse con algo tan sencillo como el balón.

Árbitro, el ladrón

Los colegiados siempre terminan siendo los villanos de la película y poco le importa a la gente entender que ellos también son humanos, así que se pueden equivocar dándote o quitándote a la hora de impartir justicia.

Iniesta, el genio

No es de gratis que lo hayan apodado ‘El Cerebro’ y que sea su cabeza el almacén de un arsenal de impresionantes jugadas que desarrolla el Barcelona, al ritmo que le impone ‘don’ Andrés.

Sergio Busquets, el teatrero

El volante del Barça se ha ganado este rotulo por sus constantes cortometrajes de actuación cuando va al choque con un rival, especialmente si son los jugadores del Real Madrid.

Cristiano Ronaldo, el cañonero

Para nadie es un secreto que a CR7 no le dieron dos piernas, sino dos potentes cañones que son capaces de derribar cualquier resistencia (arqueros y barreras) que se le pongan al frente.

Robben, el solista

El talentoso e individualista delantero holandés siempre ha sido criticado por su singular manera de jugar al fútbol, equivocando con acciones individuales jugadas que podrían terminar un logro colectivo.

Arbeloa, el paquete

De todas las contrataciones que ha realizado el Real Madrid durante sus últimos años, él es el que menos se ha acoplado a un equipo que sigue padeciendo en labores defensivas.

Messi, el artista

El mejor jugador del mundo no necesita presentación. Su rotulo de ‘artista’ se queda corto para un argentino que ha demostrado ser diferente a los demás y que a sus 25 años ha logrado conquistar el mundo del fútbol.

Pepe, el carnicero

El polémico defensa portugués se ha quedado con este apodo gracias a su juego fuerte y a su agresivo temperamento, el mismo que lo ha traicionado en ocasiones donde ha sido catalogado como «asesino».

Si no existiera el fútbol

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!