`Top 5´ argentinos que reemplazarán a las ‘estrellas’ de la Liga BBVA

Conoce a los cinco jugadores argentinos que por su manera de jugar deberían seguir muy de cerca los principales equipos españoles.

A sólo un par de días de que inicie un nuevo torneo en Argentina que ya no será Torneo Apertura y Clausura, porque en aquel país dispusieron un cambio de formato, resulta interesante mirar como llega cada uno de los equipos de cara a la disputa por un nuevo título. En un principio se anunció un Torneo Inicial y un Torneo Final, y los ganadores de cada uno se enfrentarían para decidir al campeón. A menos de tres días para el comienzo, se volvió a modificar. Habrá dos campeones y una Súperfinal. Sea como sea nada evitará la presencia de talentos a seguir. ‘Cracks’ a fichar.

En ese orden de ideas, a continuación te relaciono una pequeña selección con futbolistas que deben ser seguidos con atención, porque en cualquier momento podrían cruzar el océano Atlántico y jugar en ligas importantes como la española.

1. Ezequiel Cirigliano, el Ever Banega del River Plate.

Algunos medios publicaron hace horas que estaría en los planes del Manchester United, club inglés que ofrecería un poco más de 7 millones de dólares. Es una de las grandes apariciones del fútbol argentino de los últimos años. Nacido en la cantera del River Plate, una institución que suele ser sinónimo de calidad, puede dar el salto al fútbol europeo en poco tiempo.

Disciplinado tácticamente, siempre bien posicionado y con gran capacidad para recuperar balones, No se limita a eso: le añade un gran panorama y visión de juego, buena habilidad para filtrar pases entre líneas y no está privado de técnica. Algunos le comparan con Javier Mascherano. Pero, salvando las distancias, su fútbol remite al valencianista Ever Banega.

2. Lucas Ocampos, el Cristiano Ronaldo gaucho.

Su debut se produjo hace poco más de un año, en la Segunda División del fútbol argentino. Apenas tenía 17, pero en aquellas latitudes no importa la edad a la hora de vender promesas. Su futuro, poco tiempo después, ya estaba más cerca de Europa que en el propio River Plate.

Es un futbolista diestro, de 1.87 metros y 81 kilos. Su contextura no le impide tener facilidad para eludir rivales, por el contrario. Su calidad es propia de los distintos. Por eso no tardó en llegar la comparación: ‘el nuevo Cristiano Ronaldo’, vendieron algunos (el mismísimo Ocampos reconocería que el luso es su espejo). Tras la analogía con el madridista, Manchester United, Chelsea, Real Madrid entre otros, preguntaron por él.

3. Juan Sánchez Miño, el Jordi Alba del Boca Juniors.

Es zurdo, veloz, con buen pase corto y largo. Tiene criterio para saber cuándo desprenderse del balón y entiende a la perfección el juego, evitando que su equipo quede descompensado. Suele llegar al área con profundidad para definir él mismo y juega en un grande del continente como Boca Juniors.

Se puede adaptar a las necesidades del técnico. Jugó de lateral izquierdo, de delantero, de centrocampista por la izquierda y hasta de doble pivote. Alguna vez le calificaron como un ‘políglota de las lenguas del fútbol’, siempre dejando un surco por la izquierda. Cualquier similitud con el barcelonista Jordi Alba es pura coincidencia.

4. Lisandro López, el Gerard Piqué del Arsenal.

Fue una de las grandes figuras que ha tenido la pasada temporada el fútbol argentino, que vio coronarse campeón por primera vez en su historia al Arsenal de Sarandí. Un jugador destacado a lo largo de toda la campaña, lo que le valió una oferta concreta del Internacional de Porto Alegre (rechazada por la directiva de la entidad sudamericana).

Con 22 años, fue uno de los pilares del campeón, que tuvo la tercera portería menos vencida del ya desaparecido Torneo Clausura. Sus mayores virtudes son la solidez (que no juego brusco: sólo tres expulsiones en su carrera) y el intentar siempre salir jugando con claridad. Extraña vez se le verá lanzar un pelotazo. Un buen espejo sería el barcelonista Gerard Piqué.

5. Julio Buffarini, el Gary Medel del San Lorenzo.

Se dijo que el Málaga ofreció 6 millones de euros por él. Alguien se aventuró a decir que serían 10 los kilos ofrecidos. El propio futbolista reconoció: “Las ofertas que me llegaron son del Catania, de Italia y el Málaga, de España, además de un equipo de China, que no sé si es el que dirige Sergio Batista (Shanghai Shenhua)”.

Fue el alma de un San Lorenzo entonces ‘desalmado’. Las producciones de este rubio centrocampista no hicieron otra cosa que contagiar a sus compañeros, que veían en él el ejemplo a seguir. Aunque no destaque por su talento, no se cansa de correr y puede aportarle sacrificio y desborde al equipo. Por su garra y fortaleza física, recuerda al sevillista Gary Medel.

Fuente: Goal.com

Artículos Relacionados

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!