El delantero holandés podría cambiar de equipo para la próxima temporada.

Para sorpresa de muchos, Robin Van Persie parece haber dejado de ser el chico ‘intocable’ del conjunto londinense. Ante el interés de varios equipos por fichar al holandés y el rechazo del jugador por renovar su contrato de vinculación, las directivas del Arsenal han decidido poner un precio de venta al jugador, para que fiche con quien quiere la próxima temporada.

Una cosa si está clara y es que Van Persie tiene contrato hasta junio del 2013. También se ha hecho publico que el holandés no piensa renovar su contrato con los ‘gunners’, ni siquiera se ha dejado tentar por una oferta que le convertiría en el futbolista mejor pagado de la historia de la entidad, con un salario de 160.000 euros semanales (unos 8,5 millones al año). Pero el jugador se resiste a aceptarla, y en el club temen que haya clubs en el mercado dispuestos a duplicar incluso esa cantidad.

Si se diera esta tesitura, al Arsenal no le quedaría más remedio que asumir la realidad y traspasar a su buque insignia. Algo que aceptaría por unos 37 millones de euros, según publica el ‘Mirror’ británico.

Van Persie, que en su día estuvo en la órbita del FC Barcelona, estaría en estos momentos en la agenda de la Juventus y de varios de los clubs más ricos del continente: el Manchester City, el París Saint-Germain y en Anzhi ruso, aunque esta última opción no le gusta al delantero.

Sea como sea, Van Persie, de 28 años, tiene la sartén por el mango. Si se queda en el Arsenal, dentro de un año quedará libre para fichar por el club que desee sin tener que pagar traspaso. El tiempo corre en contra del Arsenal.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!