Porto se proclamó campeón de la Supercopa de Portugal 2010 – 2011.

El Porto derrotó 2-1 al Vitória de Guimaraes y se colgó su primer titulo de la temporada, al quedarse con la supercopa del fútbol portugués. Los goles fueron obra de Rolando en las dos anotaciones del Porto (4´ y 41´ minutos) y Marcelo Toscano (33´), que fue el encargado de anotar el gol del subcampeón. Los colombianos Radamel Falcao García y Freddy Guarín, ingresaron en el segundo tiempo. Con este resultado el Porto se alza su primer titulo de esta temporada, ya suma 18 trofeos de esta competición y ahora a seguir preparándose, para enfrentar el próximo 26 de Agosto al Barcelona, en la definición de la Supercopa de Europa.

Porto es Campeón la Supercopa PortugalSin el colombiano Radamel Falcao en el once titular -el brasileño Kléber jugó en su puesto-, el Oporto tomó ventaja en el minuto cuatro, cuando el brasileño Hulk ejecutó un soberbio pase de tacón a pierna cambiada (gesto técnico conocido como «rabona») para asistir a Rolando, que cabeceó a las redes con violencia. Con Hulk como agitador, el campeón luso buscó el segundo, negado por el guardameta rival Nilson, ágil y bien colocado.

El Guimaraes, que presentó un centro del campo con mucho músculo, comenzó a estirarse y empató en el minuto 33 gracias a un gol del brasileño Marcelo Toscano, que se aprovechó de un preciso pase del portugués Tiago Targino.

En el 41, el internacional luso de origen caboverdiano Rolando volvió a poner en ventaja a «los dragones» al aprovechar un libre indirecto botado por Hulk.

En el segundo tiempo, el Oporto de Vítor Pereira, incisivo por los costados, recordó al de André Villas-Boas de la última temporada. El incansable Hulk por la derecha y el elegante lateral uruguayo Jorge Fucile, por la izquierda, generaron inquietud en la retaguardia del Vitória.

La pareja de colombianos Falcao y Freddy Guarín saltó al terreno de juego mediada la segunda parte, aunque su contribución se vio limitada por el buen hacer de la medular oponente, reforzada con la entrada del internacional portugués Pedro Mendes. El Guimaraes presionó en los últimos minutos, pero sin frutos. El Oporto mantuvo el control del juego hasta el pitido final.